jueves, 17 de junio de 2010

Como interpretar los resultados del Hemograma

 HEMOGRAMA

Introducción
Que maravilla una enfermera conocedora de la interpretacion de los examenes de laboratorio! es parte de nuestro quehacer diario el manipular estos resultados, como no seria importante saber q nos indica cada uno de ellos. Asi que aqui les traigo como leer los resultados de examenes y de forma especifica el hemograma


Es una de las pruebas más solicitadas a los laboratorios de hematología.


El hemograma es utilizado como un procedimiento de screening, obteniéndose una visión general del estado de salud del paciente:


• Ayuda para el diagnóstico de ciertas infecciones.


• Refleja la capacidad del organismo para reaccionar frente a la enfermedad.


• Sirve de indicador de los progresos del paciente en algunos estados patológicos como la infección y la anemia.


La enfermera (D.U.E.): de planta es la primera persona que va a recibir y ver el hemograma y muchas veces de su correcta interpretación y rápida actuación dependerá incluso la vida del paciente.


Actualmente su realización está totalmente automatizada. Los avances tecnológicos han hecho posible conseguir unos equipos capaces de crear unos resultados más precisos tanto desde un punto de vista cualitativo como cuantitativo.



II. Extracción de sangre para la realización del hemograma
En algunos centros la extracción está centralizada en el laboratorio, pero en otros es la enfermera de planta la encargada de la extracción. La muestra utilizada para la realización del hemograma es sangre total anticogulada.
Es muy importante mezclar rápidamente la sangre con el anticoagulante para evitar la formación de coágulos o microcoágulos que alterarían considerablemente los resultados.
El anticoagulante de elección es el EDTA Tripotásico (anticoagulante sólido) por varias razones:
No produce dilución de la sangre.
Respecta la morfología eritrocitaria y leucocitaria.
Asegura la conservación de las células durante 24 horas.
Inhibe la agregación de las plaquetas, facilitando el recuento de las mismas.


III. Parámetros
Serie roja
Para su estudio el hemograma nos ofrece el recuento de:

Hematíes
Hemoglobina
Hematocrito
Indices eritrocitarios: - VCM
HCM
CHCM
IDE

Hemoglobina
Es un pigmento respiratorio, de naturaleza proteica. Es el componente más importante del hematíe. A través de la Hgb (hemoglobina), el hematíe realiza su función transportadora de 02 desde los pulmones hasta los tejidos.


La tasa de Hgb junto con el hematocrito se utiliza para controlar anemias o diagnosticar sangrados masivos.
Es, quizás, el dato más importante del hemograma o el que mejor debemos saber interpretar ya que un descenso brusco en la cifra de Hgb puede llevar al enfermo a una situación grave (choque...)
Los valores normales de Hgb varían según la edad, sexo y localización geográfica.

Edad:
Al nacer la tasa de Hgb es de 16-23 g/100 mL. Esto se debe a una disminución del volumen plasmático, produciéndose una hemoconcentración que da lugar a una detención durante varias semanas de la eritropoyesis.
A los 2 meses la tasa de hemoglobina es de 9-14 g/100 mL.
A los 10 años la tasa de Hgb: 12-14 g/100 mL
Adultos:
a) mujeres: 12-14 g/100 mL.
b) hombres: 14-17 g/100 mL.
Después de los 50 años hay una disminución en las tasas normales.
Sexo
Esta diferencia se debe a la presencia en el hombre de la hormona testosterona. Actúa a nivel de la médula ósea reduciendo el tiempo de maduración de los hematíes.

Situación geográfica


Influye la altitud. La gente que vive en altiplanos, en zonas situadas a mayor altitud tiene unas cifras más elevadas de hemoglobina. Conforme va aumentando la altitud hay una disminución de oxígeno. El organismo lo compensa con un aumento del número de hematíes y por lo tanto de hemoglobina.

Observaciones
Hay enfermedades crónicas que cursan con tasa de hemoglobina muy bajas, ej.: Insuficiencia renal crónica (8-9 g/100 mL). Esto se debe a una disminución de la hormona eritropoyetina que se segrega en el riñón y que interviene en la eritropoyesis.


Estos enfermos poco a poco se van adaptando a vivir con estos índice bajos de Hgb. En la actualidad existen preparados de eritropoyetina que se les inyecta para sustituir la que no producen.


Valoración en cuanto a la pérdida de Hgb: Es muy distinto una pérdida brusca y rápida de Hgb que puede llevar en un enfermo a una situación grave (schok), que una pérdida progresiva y paulatina. En esta última el organismo se va adaptando paulatinamente.

Al recibir un hemograma con un índice muy bajo de Hgb, consultar la Hgb anterior, si disponemos de él, para comprobar si se trata de un sangrado masivo y repentino (ej.: postoperatorios) y tomar las medidas adecuadas.


Hematocrito
Es la relación entre el volumen ocupado por los hematíes y el correspondiente a la sangre total, depende fundamentalmente de la concentración de Hgb. Es el espacio ocupado por los hematíes en relación al volumen de sangre total. Se expresa en %

Valores normales:
Al nacer: 50-62%
Al año: 31-39%
Adultos: Mujeres: 36-46%
Hombres: 42-52%
De la misma manea que en la Hgb variará con: edad, sexo, situación geográfica.

Hematíes
Es el componente más abundante de la sangre (50% del volumen sanguíneo). Es un dato que clínicamente se valora poco. Se utiliza más para el diagnóstico y clasificación de anemias.

Valores normales:
Recién nacidos: 5,0 - 6,5 millones/mm3
Mujeres: 3,5 – 5,0 millones/mm3
Hombres: 4.0 – 5,5 millones/mm3

Indices de los hematíes: MCV, MCHC, HCM
Estos tres índice el autoanalizador los calcula aplicando distintas fórmulas a partir de los datos obtenidos anteriormente (hematíes, Hgb y Hto).

Se utilizan para definir el tamaño y el contenido en hemoglobina de los hematíes.
Prestan una ayuda eficaz para diferenciar las anemias y da una mejor visión de la morfología del glóbulo rojo.


MCV: Nos da una idea del volumen medio de los hematíes. Nos permite saber si son:
Normocíticos: tamaño normal
Macrocíticos: tamaño grande
Microcíticos: tamaño pequeño

Fórmula: (Hematocrito) x (10) / (Nº hematíes en millones)

Valores normales: 27-31 microgramos

MCHC (Concentración corpuscular media de hemoglobina)
Expresa el promedio de la concentración hemoglobina del hematíe.
Da la relación entre el peso de la Hgb y el volumen del hematíe.
Fórmula: (Hgb) x (100) / (hematocrito) = %
Valores normales: 32-36%
Nos indica si los hematíes son:
Normocrómicos: normalmente cargados de Hgb
Hipocrómicos: poco cargados de Hgb
Hipercrómicos: muy cargados de Hgb


HCM (Hemoglobina corpuscular media)
Expresa el peso medio de Hgb en el hematíe. Su resultado estará en relación con el VCM y MCHC.
Fórmula: (Hgb) x (10) / (Nº hematíes en millones).
Valores normales: 27-31 microgramos.

b) Serie blanca

Leucocitos
El recuento de leucocitos es un dato de gran importancia. Una cifra anómala puede ser indicativa de infección y se utiliza, por otra parte para seguir el desarrollo de algunas enfermedades.

Valores normales
Adulto: 5.000 – 10.000/mL
R/N: hasta 30.000/mL
1ª semana: hasta 10.000/ml

LEUCOCITOSIS (aumento de leucocitos)
infecciones bacterianas
apendicitis
leucemias
embarazo (forma fisiológica)

LEUCOPENIA (disminucion de los leucocitos)
infecciones víricas
hepatitis infecciosa
artritis reumática
lupus eritematoso
radiación y tratamientos quimioterápicos

Observaciones
En los niños la cifra de leucocitos experimenta una gran variedad durante la enfermedad: la cifra de leucocitos en el niño es mucho más elevada que la de un adulto ante una misma infección.
El recuento de leucocitos aparece más elevado por la tarde que por la mañana.
Se produce un aumento de leucocitos después de un ejercicio físico extenuante, con la ansiedad y la tensión emocional.

Neutrofilos
Cifra normal: 50-65%
Son muy activos desde un punto de vista metabólico. Los gránulos que tienen en su citoplasma contienen enzimas capaces de destruir muchos tipos de bacterias. Son encargados de la lucha contra las bacterias en una infección.

Aumento de neutrófilos: Neutrofilia.
Aparece en:
Infecciones bacterianas: En algunos casos el aumento de neutrófilos es tan acusado que, debido a que puede acompañarse de una salida a sangre periférica de elementos inmaduros de la serie mieloide, puede confundirse con una leucemia (reacción leucemoide).

Síndrome mieloproliferativo: - leucemia mieloide
policitemia severa
Inflamaciones de origen no infeccioso:
Enfermedades del colágeno
Neoplasias
Apendicitis.

Linfocito
Actúan en los tejidos, convirtiéndose en macrófagos, defendiendo al organismo frente a la infección.
Cifra normal: 4-10%
Aumento de Monocitos: monocitosis.
Se da en:
Ciertas infecciones bacterianas de tipo crónico: TBC, brucelosis, endocarditis bacteriana.
Infecciones víricas: mononucleosis infecciosa.
Leucemias monocíticas
Fase de recuperación medular: en ciertas enfermedades hematológicas existe durante un período más o menos prolongado una aplasia medular. El primer signo de recuperación de esta médula es un aumento transitorio en el número de monocitos.


Eosinófilos
Su misión está estrechamente ligada a la reacción antígeno-anticuerpo.

Cifra normal: 1-3%
El aumento de eosinófilos: eosinofilia.
Aparece en:
Enfermedades alérgicas: asma, alergias medicamentosas.
Parasitosis
Enfermedades de la piel: eczema, psoriasis
En algunas leucemias

Basófilos
Son los leucocitos que se encuentran en la proporción más baja. No se conoce con precisión la misión de estas células, aparte de que intervienen en las reacciones alérgicas (sus gránulos contienen histamina y heparina).
Cifras normales: 0-1%

Basofilia: aumento de basófilos.
Aparece en:
- Síndrome mieloproliferativos: Leucemia mieloide, Policitemia Vera.
Ciertas infecciones víricas
Observaciones
En los niños hasta los cuatro o cinco años la proporción entre neutrófilos y linfocitos está casi invertida:
Neutrófilos 25-45%
Linfocitos 40-60%
La teoría sobre esto es que están desarrollando el sistema inmunológico. Están continuamente contactando con antígenos nuevos y desarrollando anticuerpos nuevos.
Desviación izquierda: es un aumento de formas inmaduras la serie mieloide.
Mieloblasto – Promielocito – Mielocito – Metamielocito – Cayado (netrófilo en banda) – Neutrófilo segmentado (forma más madura).

c) Serie plaquetar
Plaquetas
El recuento de plaquetas es de vital importancia para el diagnóstico de los trastornos hemorrágicos.
Las plaquetas son las primeras en acudir ante una lesión en un vaso, se agregan (se junta unas con otras), se adhieren a los tejidos dañados y forman el tapón primario, mientras se desencadena el proceso de la coagulación y la liberación de factores que la hagan posible.
Valores normales: 150.000-500.000/mm3

Aumento de plaquetas: Trombocitosis, trombocitemia.
Se halla en:
Policitemia severa
Leucemia mieloide crónica
Tras esplenectomía
Disminución de plaquetas: trombopenia.
Se halla en:
Púrpura trombopénica
Aplasias medulares
Leucemia aguda
Tras quimioterapia y radioterapia
Son las células que más le cuesta a la médula devolver a sus cifras normales. Su maduración es la más lenta de las tres series.

Velocidad de sedimentación
Si se deja en reposo durante cierto tiempo una sangre total anticoagulada, los hematíes se van separando del plasma (pesan más) y se van sedimentando en el fondo del recipiente.
La velocidad con la cual se produce este descenso de los hematíes se denomina velocidad de sedimentación globular.
La velocidad se ve afectada por tres factores:
Eritrocitos
Plasma
Factores mecánicos y técnicos

Eritrocitos: Para determinar la velocidad de descenso de los hematíes influirá lógicamente el tamaño de los hematíes. Hematíes grandes: mayor velocidad de caída.

Los hematíes en la sangre se hallan separados unos de otros ya que tienen cargas negativas y por lo tanto se repelen. Sin embargo, en algunos estados patológicos las proteínas plasmáticas se alteran y hacen que los hematíes se coloquen en pilas de monedas, aumentando de peso y en consecuencia aumenta la velocidad de sedimentación.

Composición del plasma: un aumento de los niveles de proteínas plasmáticas lleva a un aumento de la velocidad.
Factores mecánicos y técnicos: esto se evita con los actuales aparatos que miden solos y automáticamente la VSG.

Valores normales: 1ª hora= 10 2ª hora= 20

Interpretación:
La velocidad es menor en los niños que en los adultos.
En los ancianos aumenta un poco de forma fisiológica.
El aumento de la VSG es una respuesta inespecífica del organismo al deterioro tisular y denota la presencia de enfermedad, aunque no calibra su gravedad.

Está aumentada en:
Infecciones agudas y crónicas
Tumores
Enfermedades degenerativas
Enfermedades crónicas (nefrosis, IRC, artritis reumatoide
De forma fisiológica: embarazo