domingo, 27 de marzo de 2011

HIPERTENSION ARTERIAL CRONICA EN EL EMBARAZO




CONCEPTO
Gestante con hipertensión previa al embarazo o cuya aparición se ha producido en la primera mitad de la gestación (antes de la 20 semana d gestación)


CIRCUNSTANCIAS POR LAS QUE SE DERIVA A LA PACIENTE A
URGENCIAS HOSPITALARIAS DE OBSTETRICIA Y GINECOLOGÍA.




La asociación de hipertensión crónica y gestación conlleva tres tipos de riesgos por los que hay que derivar a la paciente:



1. Empeoramiento de la hipertensión, sin preeclampsia.
2. Aparición de una preeclampsia que se añade a la hipertensión crónica previa.
3. Insufi ciencia uteroplacentaria, con grave repercusión para el feto.


DATOS IMPORTANTES A TENER EN CUENTA EN LA HISTORIA CLÍNICA


Se debe interrogar a la paciente sobre:
• Antecedentes familiares y personales de hipertensión arterial y otros factores de riesgo
cardiovascular.
• Hábitos dietéticos y consumo de fármacos.
• Historia previa de hipertensión arterial y síntomas de repercusión visceral (disnea, angor,
ictus, etc.)
• Síntomas sugerentes de causa secundaria de hipertensión como palpitaciones, sudoración,
calor o rubor facial, debilidad, poliuria, edemas, proteinuria, etc.
La exploración clínica debe incluir:
• Peso, talla e índice de masa corporal.
• Exploración cardiovascular con registro de la tensión arterial en decúbito y bipedestación
en ambos miembros superiores y del ritmo y la frecuencia cardiaca, palpación de pulsos
periféricos y auscultación en busca de soplos vasculares o cardiacos.
• Exploración abdominal en busca de masas o soplos abdominales.
• Examen neurológico y fondo de ojo.


DIAGNÓSTICO DIFERENCIAL CON OTRAS PATOLOGÍAS


Tendremos que plantearnos el diagnóstico diferencial con procesos que se caracterizan por producir un incremento de la tensión arterial durante la gestación:
1. Preeclampsia: es una hipertensión inducida por la gestación que se asocia habitualmente con
edemas, proteinuria o/y oliguria. Por lo general afecta a primigrávidas, apareciendo después
de la 20 semana de gestación y normalizándose dentro de los tres meses postparto.
2. Eclampsia: caracterizada por crisis convulsivas generalizadas, que pueden aparecer de forma
brusca en el curso de una gestación, durante el parto o después del mismo. No se correlaciona
bien con el grado o gravedad d la hipertensión. Debe efectuarse el diagnóstico diferencial con
otros cuadros convulsivos.
3. Hipertensión arterial crónica con preeclampsia sobreañadida: a la hipertensión preexistente
se añade proteinuria, edemas (preeclampsia)
4. Hipertensión arterial tardía o transitoria: aparece de forma solitaria sin edemas ni albuminuria, y
tardía (en el último trimestre de gestación. Desaparece después de la gestación).


PRUEBAS DIAGNÓSTICAS A REALIZAR EN URGENCIAS


• Hemograma completo, con recuento y formula.
• Pruebas de coagulación (Plaquetas y volumen plaquetar; etc.)
• Bioquímica con: Na, K, Ca, urea, ácido úrico, creatinina y aclaración de creatinina, GOT,
GPT, LDH y Fosfatasa Alcalina.
• Orina completa con sedimento.
• Electrocardiograma de 12 derivaciones para detectar hipertrofi a del ventrículo izquierdo.
• Fondo de ojo.
• Estudio del bienestar fetal (Ecografía, RCTG, Doppler, Perfi l Biofísico.)



EN QUÉ CASOS LA PACIENTE SE QUEDA INGRESADA, SE REMITE AL
DOMICILIO Y EN QUÉ CIRCUNSTANCIAS DEBE VOLVER AL HOSPITAL


Si la tensión arterial supera los 160/100 mmHg y aparece preeclampsia sobreañadida (edemas,oliguria y/o proteinuria) la paciente deberá quedar ingresada. En caso contrario se remite a su domicilio y recibirá tratamiento ambulatorio.
Indicar a la paciente que deberá acudir al hospital inmediatamente en caso de que aparezcan síntomas como:
• Dolor en el cuadrante superior derecho o en epigastrio.
• Cefaleas persistentes.
• Alteraciones visuales o auditivas.
• Agitación.


TRATAMIENTO


a) Medidas higienicodietéticas:
• Limitación de las actividades físicas al propio domicilio. Reposo en cama en decúbito lateral.
• Restricción de sal.
• Dieta hipocalórica de 1500 cal / día y rico en proteínas, calcio, vitaminas, hierro y fósforo.
• Prohibir los siguientes medicamentos: purgantes basados en sulfato de sodio, antiácidos
que contengan sodio, bicarbonato de sodio, salicilato de sodio, etc.


b) La medicación consistirá en:
1. Sedantes ligeros (sólo sí son precisos):
• Diazepam oral, 10-15 mg/ día.
• Fenobarbital oral, 30-60 mg, tres veces al día.
2. Hipotensores:
• Hidralacina, 20-30 mg/día (10 mg cada 8 ó 12 horas.)
• Labetalol, 100-600 mg cada 12 horas.
• Metildopa oral, 250-500 mg/día (125-250 mg cada 8 ó 12 horas) de elección en la HTA previa a la gEstación.
3. No administrar diuréticos.