martes, 14 de junio de 2011

LITIASIS RENAL (CALCULOS RENALES)


ESTA ENTRADA FUE HECHA EN HOMENAJE A MI NOVIO OMAR AVILA, QUIEN SUFRIO LOS ESTRAGOS DE UN LITO PREVESICAL...GRACIAS A DIOS SALIO Y AHORA SE ENCUENTRA MEJOR, AL FINAL DE ESTA ENTRADA PODRAN OBSERVARLO...

Un cálculo renalnefrolitiasislitiasis renal o piedra en el riñón es un trozo de material sólido que se forma dentro del riñón a partir de sustancias que están en la orina.
La piedra se puede quedar en el riñón o puede desprenderse e ir bajando a través del tracto urinario. La intensidad de la sintomatología (dolor) está generalmente relacionada con el tamaño del cálculo. En ocasiones se produce su expulsión casi sin sintomatología.
Los cálculos pueden quedarse trabados en uno de los uréteres, en la vejiga, o en la uretra, produciendo la sintomatología de dolor (cólico nefrítico), disuria (dificultad al orinar), o signos como hematuria (presencia de sangre en la orina).

Los frecuencia de nefrolitiasis por sexo es de un 13% para el hombre y 7% para la mujer.
Los cálculos de calcio son el tipo más común, constituyendo el 75-85 por ciento de todas las piedras. La mayoría de estas piedras están formadas por oxalato de calcio, o una combinación de oxalato de calcio y fosfato. Su formación está asociada a altos niveles de calcio urinario, o una combinación el calcio y ácido úrico en la orina. Son de 2 a 3 veces más comunes en los hombres y aparecen generalmente entre los 20 y 30 años de edad.
Los cálculos de ácido úrico son relativamente infrecuentes y representan del 5 al 8 por ciento de todos los cálculos. Un elevado nivel de ácido úrico en la sangre y orina puede causar este tipo de cálculos. Pueden formarse si en la orina de una persona se concentran ciertas sustancias que la vuelven más ácida. Están asociados a la gota y la quimioterapia.

Los cálculos de cistina son raros, constituyendo menos de un 1% de todas los cálculos. Se producen como consecuencia de una enfermedad hereditaria que produce un aumento en la cantidad de cistina (un aminoácido) en la orina. Debido a que la cistina no se disuelve fácilmente en agua, no puede ser reabsorbida desde la orina a la sangre. Esto aumenta las probabilidades de que se formen cálculos.



Los cálculos de estruvita representan del 10 al 15 por ciento de todas las piedras del riñón. Se encuentran principalmente en las mujeres como resultado de una infección del tracto urinario. Las bacterias implicadas en la infección alteran el equilibro ácido de la orina, incrementando el riesgo de formación de cálculos. Pueden crecer hasta ser de tamaño muy grande y obstruir el riñón, los uréteres o la vejiga.

La teoría clásica de Guyon en el terreno patogénico, se mantiene en la actualidad, diferenciando la litiasis primaria (orgánica) de la litiasis (de órgano).
I.- LITIASIS PRIMARIA (Orgánica), por alteraciones del metabolismo mineral u orgánico.
a) Factores predisponentes:
Los HEREDITARIOS son realmente efectivos, pero no constantes.
Se suelen ver casos de litiasis en la misma familia y en diversas generaciones (especialmente úrica y cistínica).
La DIATESIS ARTRÍTICA. No es raro ver enfermos que en determinadas épocas de su vida, presentan cuadros reumatóides y cuando estos ceden, hacen una litiasis.
Ciertos factores ALIMENTARIOS. Dietas muy ricas en proteínas, con hiperuricemia; o en vegetarianas estrictas, que favorecen la litiasis oxálica.
DESEQUILIBRIOS VITAMÍNICOS. En especial la carencia de vitamina A, que producen queratinización del urotelio. Se han producido litiasis experimentales en ratas. Con dietas carentes de vitamina A, o con dosis excesivas de vitamina D.
Algunos FÁRMACOS. Como los alcalinos, por formación de fosfatos y carbonatos; o algunos derivados de las sulfamidas, que producen eliminación de cristales. Algunos destinados a combatir la hiperglucemia o las manifestaciones artríticas de la gota, movilizan cristales de ácido úrico y es muy frecuente observar episodios de litiasis úrica aguda en las primeras fases del tratamiento (alupurinol, colchicina).
Factores AMBIENTALES o SOCIALES, como el stress o el miedo en épocas bélicas.
Ciertas ALTERACIONES METABÓLICAS con o sin alteración hormonal del calcio, ácidos oxálico y úrico, cistina o xantinas.
El HIPERTIROIDISMO. Produce un incremento de calcio y fósforo en la orina, que alteran el equilibrio coloidal y la consiguiente formación de sales precipitadas.
b) Causas coadyuvantes:
La INMOVILIDAD duradera. Por ejemplo, después de grandes traumatismos u otras largas dolencias, que dificultan el vaciamiento de la pelvis renal.
ALTERACIONES UROLÓGICAS. La OLIGURIA y ALBUMINURIA, así como los restos leucocitarios o bacteriológicos, asociados a una infección que predisponen a la cristalización. Coágulos, en caso de hematuria, pueden constituir el núcleo inicial de un cálculo.
c) Mecanismo de formación:
Existen diversas teorías.
Algunos autores (como Meckel) creen que el cálculo se forma como consecuencia de una inflamación del endotelio, generalmente de origen infeccioso en la pelvis renal, donde el exudado albuminoide formaría el núcleo inicial.
Otros opinan que primero se produce la precipitación de sales minerales y que éstos cristales irritarían la mucosa, ocasionando aumento de albúmina y mucoproteínas.
Para Ebstein, la precipitación de sustancias orgánicas (descamación, etc.) e inorgánicas (sales cristalizadas) sería simultánea.
Mas razonable que estas teorías, parece la hipótesis de Randall. Este autor comprobó la formación de placas calcáreas en el pico de la papila, que se desprenden al adquirir cierto tamaño, arrastrando al epitelio.
La razón de estos fenómenos es la formación coloidal de carácter irreversible, que arrastra consigo las sales minerales (uratos, etc.).
Cuando se altera el equilibrio coloidal, floculan y precipitan las sales contenidas en él.
Otros factores importantes son las alteraciones del pH urinario y del metabolismo del calcio y fósforo.
Los cálculos comienzan con la nucleación de cristales minerales.
Las conexiones de los cristales son eléctricas y todo es insoluble (las escamas y las uniones que producen la cimentación).
Los microcálculos empiezan a infectarse, con lo que se depositan más sales y crece el cálculo por aposición estratificada.
Hay que evitar y disolver la nucleación, para que no progrese y aumente el cálculo.
La orina concentrada (saturada) genera microclacificaciones.
d) Mecanismos específicos de la cubierta mineral:
Sobre el microlito ya constituido, la formación de la cubierta mineral se realiza por factores patogénicos específicos, según la composición química de la misma.
a) Cubierta OXÁLICA: Por ingestión de alimentos ricos en oxalatos (tomate, etc.) o disminución de cítricos, magnesio y vitamina B6.
b) Cubierta de FOSFATO: Por variaciones del pH o urea.
c) Cubierta ÚRICA: Aumento de la ingestión de proteínas, aumento de la síntesis endógena de ácido úrico y disminución del pH.
d) Cubierta CÁLCICA: Aumento de la absorción intestinal de calcio o limitación elevada y por movilización del calcio óseo.
II.- LITIASIS SECUNDARIA (de órgano)
Los factores patogénicos más importantes son:
a) Obstrucción.
b) Estasis urinario.
c) Infección.
d) Mecanismos internos, desintegración de la urea por gérmenes, etc.




DIAGNOSTICO
El médico le preguntará acerca de sus síntomas y antecedentes clínicos, y le realizará un examen físico.
Las pruebas pueden incluir:
  • Análisis de orina: para detectar sangre, pus, bacterias y cristales en la orina
  • Análisis de sangre: para controlar la función renal y los niveles de calcio y ácido úrico
  • Cultivo de orina: si se sospecha de infección
  • Tomografía computarizada (TC) en espiral: un tipo de radiografía que usa una computadora para obtener imágenes del interior del riñón
  • Ecografía: una prueba que usa ondas sonoras para examinar los riñones
  • Pielografía intravenosa (IVP, por sus siglas en inglés): radiografía especial que produce imágenes del aparato urinario (en la actualidad, se utiliza con menos frecuencia)
  • Orina de 24 horas: para controlar los niveles de numerosos factores, incluidos el calcio, el fósforo, el ácido úrico, el oxalato y el citrato
TRATAMIENTO
 El 95 por ciento de los cálculos situados en el uréter se expulsan espontáneamente en 3 ó 4 semanas, dependiendo de su tamaño y posición. Cualquier cálculo no expulsado en 2 meses requiere una actuación terapéutica. En función de una valoración de factores tales como la experiencia y tolerancia del dolor, frecuencia de episodios de cólico, profesión, repercusión sobre la vía urinaria, etc., se tomará la decisión terapéutica mas adecuada, que puede incluir una actitud conservadora con tratamiento del dolor o una actitud intervencionista.
Actualmente, entre el 90 y el 95 por ciento de los cálculos pueden eliminarse mediante procedimientos poco agresivos, como la litotricia extracorpórea por ondas de choque, que consiste en romper los cálculos en pequeños fragmentos que se pueden expulsar más fácilmente (con una eficacia del 90 por ciento), o la extracción endoscópica de los cálculos mediante ureteroscopia (a través de los propios conductos urinarios, uretra, vejiga, etc).
A veces los cálculos de ácido úrico se disuelven gradualmente haciendo que la orina sea más alcalina (por ejemplo, con citrato de potasio), pero los otros tipos de cálculos no se pueden eliminar con este método. En circunstancias especiales, los cálculos más grandes que causan una obstrucción pueden obligar a realizar una intervención quirúrgica para poder ser eliminados.
FARMACOLOGICAMENTE PARA ELIMINARLOS, se usa TAMSULOM CAPSULAS, que sirven para dilatar las vias urinarias el y ROWATINEX que es para la prevencion de la formacion de nuevos calculos. Casi todo el mundo aconseja saltar la cuerda, otros dicen que se debe tomar aceite de oliva,cerveza,  aguita de chancapiedra pero no tienen ningun fundamento...aunque no podemos descartar ya que en la medicina TODO ES POSIBLE...

calculo de Omar...3 a 4 mm y dolio muchisimo!!!



1 comentario:

Anónimo dijo...

Oye y que tipo fue el de tu novio, es decir de que estaba formado