lunes, 8 de agosto de 2011

Sindrome de Ovarios Poliquisticos


El síndrome de ovario poliquístico (SOPQ), también llamado Síndrome de Stein-Leventhal, es un trastorno endocrino causando uno de los desbalances hormonales más frecuentes en mujeres de edad reproductiva. Para que se considere a una persona con posible SOP, debe cumplir dos de estos tres criterios:
  1. oligoovulación o anovulación,
  2. exceso de actividad androgenica
  3. Ovarios poliquísticos (visualizados por ultrasonido ginecológico). Debe excluirse: hiperplasia suprarrenal congénita, tumores que puedan secretar andrógenos y la hiperprolactinemia.



CAUSAS


Si bien no se conoce exactamente porqué se produce, se conoce la existencia de un factor hereditario, ya que hasta en un 50% de los casos las madres de las pacientes también lo padecieron, y se aprecian las alteraciones hormonales. Tambien es asociado a sobrepeso, y a la resistencia a la insulina.

SIGNOS Y SINTOMAS

Los signos y los síntomas del PCOS están relacionados con el desequilibrio hormonal, la ausencia de la ovulación y la resistencia a la insulina, y pueden incluir:
  • Periodos menstruales irregulares, esporadicos o ausentes
  • hirsutismo: crecimiento excesivo del vello corporal o facial, incluido en el pecho, el estómago y la espalda
  • acné o piel grasosa
  • ovarios de tamaño aumentado y/o poliquísticos
  • infertilidad: incapacidad para engendrar hijos
  • sobrepeso u obesidad, en especial alrededor de la cintura (obesidad central) y el abdomen
  • calvicie de patrón masculino o escasez de cabello
  • turgencias cutáneas: pequeños trozos de piel en el cuello o las axilas
  • acanthosis nigricans: manchas oscuras en la piel de la nuca, las axilas y debajo de los senos
Además, las mujeres con PCOS podrían estar expuestas a un riesgo más elevado de desarrollar ciertos problemas de salud. Entre los que se incluyen:
  • síndrome metabólico: trastorno con varios componentes, entre ellos: 
    • diabetes tipo 2 o resistencia a la insulina
    • niveles elevados de colesterol
    • presión sanguínea alta
    • sobrepeso, especialmente alrededor de la cintura y el abdomen
    • niveles elevados de proteína reactiva C (un indicador de inflamación)
    • niveles elevados de factores de coagulación de la sangre
  • sangrado profuso o irregular y cáncer de endometrio. La ausencia de la ovulación (amenorrea) durante un período extenso podría engrosar excesivamente el endometrio (el revestimiento del útero).
Los síntomas del PCOS pueden parecerse a los de otros trastornos o problemas médicos. Consulte siempre a su médico para obtener un diagnóstico.
COMO SÉ QUE TENGO SINDROME DE OVARIOS POLIQUISTICOS?

El diagnóstico del SOP se basa en la combinación de irregularidad menstrual (oligomenorrea o amenorrea por anovulación crónica), hiperandrogenismo clínico (hirsutismo, acné, seborrea) o de laboratorio (aumento de andrógenos circulantes) y ausencia de otras causas específicas de hiperandrogenismo adrenal o hipofisiario. La ecotomografía sugerente de SOP (presencia de múltiples imágenes quísticas de 2-4 mm, asociadas a un incremento del estroma en un ovario de tamaño normal o aumentado) es un elemento coadyuvante y su normalidad no descarta el diagnóstico. Los métodos para establecer resistencia a la insulina, más que el diagnóstico son útiles para definir el tipo de SOP.

Es interesante hacer notar que si bien por muchos años se utilizó el aumento de la relación LH/FSH para el diagnóstico del SOP, en la actualidad este parámetro no es estrictamente necesario, ya que pueden haber mujeres con SOP y relación LH/FSH normal, especialmente cuando son obesas.

TRATAMIENTO
Es importante aclarar que esta enfermedad no se puede curar pero sí tratar. Existen excelentes medicamentos de largo plazo para ayudar a controlar los períodos irregulares, el crecimiento de vello y el acné. La forma de tratamiento más común y efectiva es tomar la píldora anticonceptiva, con lo cual se puede: mantener los niveles hormonales en balance -que ayuda a que los períodos se den en forma regular-, mejorar el acné, disminuir el crecimiento del vello y reducir el riesgo de cáncer endometrial.

Con respecto al tratamiento para el crecimiento excesivo de vello, existen algunas opciones que incluyen decolorarlo, retirarlo con cera, espironolactona (medicamento para evitar el crecimiento del mismo), electrólisis y tratamiento con láser. Asimismo, dejar de fumar puede disminuir el crecimiento de vello.

En cuanto al acné existen varias maneras de tratarlo, incluyendo las píldoras anticonceptivas, cremas tópicas y medicamentos orales. En caso de tener sobrepeso, es el especialista quien podrá sugerir algunas maneras de perder peso a través de dieta y ejercicio. Esto puede reducir algunos de los síntomas de síndrome de ovarios poliquísticos. Además, mantiene el corazón saludable y disminuye el riesgo de desarrollar diabetes.

Se ha demostrado mediante estudios recientes que la aplicación de tratamientos similares a los utilizados para la diabetes mejoran los niveles de glucosa, insulina y lípidos, y pueden revertir y controlar el problema. Las que padecen la enfermedad deben vigilar y controlar la diabetes y el riesgo cardiovascular, mediante el control de peso, haciendo ejercicio de forma regular, cuidando su dieta y evitando fumar.

El tratamiento para los síntomas del hiperandrogenismo, como son el acné y el hirsutismo, consiste en suprimir la producción de testosterona del ovario por medio de anticonceptivos orales (estrógeno y progesterona). La infertilidad y falta de ovulación son tratadas con medicamentos y terapias con laparoscopia o láser en los ovarios.

Las mujeres con este síndrome han mostrado tener mayor tendencia a la diabetes gestacional y problemas de resistencia a la glucosa durante el embarazo, por lo que es recomendable medir los niveles de glucosa al comienzo del mismo y de nuevo a las 26 o 28 semanas. 

Complicaciones a largo plazo
Carcinoma endometrial: la falta de ovulación ocasiona el estímulo excesivo y prolongado de estrógenos sobre el endometrio favoreciendo su crecimiento sostenido y sin especialización; bajo estas condiciones el endometrio puede desarrollar lesiones premalignas y malignas décadas después. Cuando existe ovulación cíclica se produce progesterona que estabiliza el endometrio y evita la aparición de cánceres a la vez que permite la menstruación mensualmente en los ciclos en los que no hubo embarazo
Diabetes mellitus (DM): el SOP es un factor conocido y precursor de la diabetes mellitus del adulto, conocida como DM tipo 2. La diabetes lesiona de manera sostenida a todo el sistema vascular afectando múltiples órganos
Enfermedades cardiovasculares: el SOP es un factor de riesgo conocido para enfermedades cardiovasculares en la mujer, de hecho, hace que su frecuencia de aparición se acerque a la del hombre quien típicamente tiene un riesgo mayor
Trastornos emocionales: la falta de un patrón menstrual regular, la infertilidad, la obesidad, los cambios cosméticos y los problemas de salud favorecen la aparición de trastornos emocionales como baja autoestima, depresión, aislamiento social, etc.
Lo que puedo hacer
Busca un especialista calificado. Ejercicio, dieta balanceada, búsqueda de un estilo de vida activo y saludable  y tratamiento farmacológico...(preferiblemente indicados por el Especialista de cada caso)
La resistencia insulínica mejora de manera considerable en pacientes obesas cuando bajan de peso, se nutren correctamente y se ejercitan de manera regular.  El hiperandrogenismo mejora con el control de la resistencia a la insulina y mucho más rápido usando hormonas como las contenidas en los anticonceptivos orales. El trastorno de fertilidad mejora controlando la resistencia a la insulina y usando los hipoglicemiantes orales; men última instancia se utilizan métodos de reproducción asistida.
Lo que no debo hacer
El SOP es una enfermedad crónica que en muchos casos requiere control de por vida. No debes suspender tu esquema de tratamiento por aburrimiento o por la promesa de terapias alternativas de eficacia no demostrada o dudosa
¿Hay curación definitiva?
Una vez controlados los sintomas y los efectos adversos asintomáticos y potencialmente dañinos se considera controlada la enfermedad. NO hay cura definitiva pero el control a largo plazo evita las complicaciones asociadas